El sector turístico generó casi un millón de empleos directos el año pasado en España

La industria turística sumó 284 millones de puestos de trabajo en todo el mundo durante el año pasado, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

El sector de los viajes y el turismo generó 7,2 millones de nuevos puestos de trabajo en todo el mundo durante el año 2015, según el informe sobre el impacto económico del sector turístico que elabora anualmente el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

La industria del viaje y el turismo sumó 284 millones de empleos en todo el mundo durante 2015, aportando 7,2 millones de nuevos empleos. En total, el turismo genera «uno de cada once empleos en el planeta, entre directos e indirectos», según este informe que analiza la contribución del sector en 184 países y 24 regiones.

937.500 empleos directos

En España, el turismo generó 937.500 empleos directos en 2015, el 5,2% del total, y las estimaciones apuntan a un crecimiento del 2,6% este año. Para 2026, se espera que los empleos directos vinculados al turismo alcancen los 1,05 millones, el 5,5% del empleo total.

Incluyendo empleos indirectos, el turismo generó el 16,2% del empleo total en España, con 2,9 millones de empleos. Se prevé que crezca un 2,4% en 2016 y que se alcance los 3,17 millones de empleos vinculados al turismo para 2026, contribuyendo al 16,6% del empleo total.

En España, el sector de los viajes y el turismo aportó 62.100 millones de euros en 2015 a la economía nacional, el 5,8% del total, cifra que se elevó hasta los 173.100 millones de euros incluyendo aportaciones indirectas vinculadas, el 16% del total. Se prevé que en 2016 aumente un 3,5% y un 2% anual para 2026.

Cinco años de crecimiento

«A pesar de la incertidumbre en la economía global y de los desafíos específicos que afectaron a los viajes y al turismo el año pasado, el sector creció un 3,1%, aportando el 9,8% al PIB mundial», ha afirmado el presidente y consejero delegado del WTTC, David Scowsill.

Por quinto año consecutivo, el crecimiento del sector de los viajes y del turismo en 2015 (+2,8%) superó al de la economía global (+2,3%), con aumentos en 127 países de los 184 analizados, y aportó 7,2 billones dólares (6,4 billones de euros) al PIB mundial.

«El sector de los viajes y el turismo, una vez más, ha demostrado su naturaleza elástica. Ataques terroristas, brotes de enfermedades, las fluctuaciones monetarias y los desafíos geopolíticos han afectado al sector en algunos países o regiones, pero a nivel mundial continúa su actividad sólida», ha subrayado Scowsill.

Concretamente, los países que más superaron a la economía en general en el año 2015 en materia turística fueron Islandia, Japón, México, Nueva Zelandia, Qatar, Arabia Saudita, Tailandia y Uganda.

Por regiones, todas mostraron un crecimiento en la contribución total del turismo al PIB nacional en 2015. El sudeste de Asia fue la región que más creció (+7,9%), seguida de Asia (7,4%), Oriente Medio (+5,9%), el Caribe (+5,1%). Por detrás se situaron el África subsahariana (+3,3%), América del Norte (+3,1%), Europa (+2,5%), Nordeste de Asia (+2,1%), América Latina (+1,5%) y el Norte de África (+1,4%).

La contribución de la industria del turismo al PIB mundial crecerá un 3,5% este año, según las estimaciones del WTTC, y superará por sexto año consecutivo el crecimiento económico mundial.

Seguridad y fortaleza del dólar

El crecimiento del sector se vio estimulado por un aumento generalizado de los ingresos de la clase media; del envejecimiento de la población que tiende a viajar más y de una cada vez mayor conectividad entre destinos, que motiva que los viajes «sean más accesibles y asequibles», ha apuntado el WTTC.

Entre los desafíos, el informe enumera los problemas de seguridad, la política de fronteras, los precios del petróleo, la fortaleza del dólar frente a otras monedas y otros factores macroeconómicos, que seguirán influyendo en las tendencias de viaje este año y siguientes.

Durante la próxima década, la industria de los viajes y el turismo continuará superando a la economía mundial, con un crecimiento del 4% de media anual, impulsada por unos precios del petróleo más bajos, que contribuirán a menores costes del transporte, mayores ingresos y por extensión, al aumento de la demanda.

Fuente: ABC Economía

 

No se admiten más comentarios